12 septiembre 2010

Acompasados, descompasados

Tolstoi plantea en la sociedad medio - alta rusa de 1877, que si una mujer casada (1) manifiesta una atracción amorosa hacia un tercero, el marido (2) no debe intervenir en ésta atracción que nace muy a su pesar, puesto que estos sentimientos pertenecen a la intimidad de la esposa y solo ésta es dueña de sentir o prohibirse sentir amor por viviente ajeno.

La labor del marido es la de advertir a la esposa que maneje con discreción su enajenación y controle unos sentimientos que pueden reflejarse en su comportamiento en sociedad (3) : “Puedes amar a quien desees aunque no me guste y me duela, pero hazlo con precaución para que nadie más que nosotros sepa lo que te está ocurriendo, hasta que resolvamos el asunto" (4).

Desentendimiento cordial entre una pareja (5) que en su día compartieron sentimientos (6). Trasladado a nuestra época y a nuestra sociedad es como si todos perteneciéramos al mismo lugar y al mismo periodo.

Los patrones se repiten constantemente a lo largo de la historia. La traición (7) no hiere tanto, como coraje produce que el vínculo amoroso se tambalee porque la otra parte haya despertado a lo que a nosotros se nos ha quedado dormido y que no nos haya ocurrido a nosotros en lugar de al de al lado.

La cautela en sociedad (8), es el tiempo que los ultrajados necesitan para buscar un arreglo similar (9) y no quedar como injuriados, o en su defecto el tiempo indispensable para asumir que una etapa vivida se ha consumido.

(1) el cambio de género no altera ni vulnera el orden del producto así como el estado civil.
(2) sujeto relacionado con la primera, de la forma que establecieran ambos en su desvarío ilusorio.
(3) cuanto más dinero se tiene, más apariencias que guardar.
(4) hasta que te aclares.
(5) la unión diplomática carece de importancia, insisto.
(6) difícil es precisar quién en mayor cantidad o con mayor intensidad.
(7) descubrimiento de falta de amor.
(8) enmascaramiento de la realidad a los demás.
(9) romper la relación en igualdad de condiciones.



6 comentarios:

zimbagüe dijo...

El planteamiento de Toltoi equivale a que no se le reproche ni reprenda al infiel por cambiar de menú. Me gusta :P

Uno dijo...

El amor es una cosa delicada que si se fuerza se rompe. El matrimonio es el papel en que se envuelve. A veces ocurre que sólo queda el voltorio porque el amor voló o como mucho guarda los restos de lo que fue el amor.

Yo prefiero tirar ese envoltorio, es estupido mantenrlo simulando que sigue guardando lo se supone que alguna ver hubo.

Aureliano Buendía dijo...

Pasarán mil años y todo seguirá igual. ¿Qué es el amor?, Daniela, ahora me viene a la cabeza un post tuyo de años atrás en donde explicabas el proceso químico del enamoramiento ¿lo recuerdas?.

Un besito desde Macondo.

La Frufrú dijo...

Ay, Danielita, mucho respecto hay que tenerse para dejar pasar una potencial ornamentación.

Entiendo que la esposa solo siente platónicamente algo, sin haber dando rienda suelta a sus fantasías, pero el hecho de que mi "estupendísimo" solo sientiera me pondría cara de mona.

La infidelidad también existe en el pensamiento :)

Un beso.

carlosideal dijo...

Danieluski, te voy a dar la razón, cuando se rompe una relación, si nos dejan nos sentimos heridos porque hemos sido rechazados y si dejamos intentamos que la otra parte entienda que estas cosas pasan y que el amor es así.

En la situación que expones, me gustaría ser tan condescendiente como el marido, pero creo que saldría la fiera :)

Un beso.

Daniela Haydée dijo...

ZIMBAGÜE: Te gusta porque te presumes en el lado del infiel... ¿al otro lado como te encontrarías? :P

UNO: El matrimonio es burocracia igual que lo es inscribirse en el registro como "pareja de hecho", que también visto está por los modernos de la sociedad. No dejan de ser trámites. Que cada cual elija el que mejor le convenga para cuando ese "amor" termine... si termina, claro.

Saludos desde tu pueblo.

AURELIANO BUENDÍA: Lo recuerdo perfectamente, es una de mis más fieles creencias, pero me sorprende que aún recuerdes el post (agradablemente) :P

Un beso para Macondo.

LA FRUFRÚ: Infidelidad es todo aquello que no establece la pareja como normal en su relación con otras personas. Para algunas es el pensamiento, para otras el cuerpo :P

Un beso.

CARLOSIDEAL: Espero que no te encuentres en esa situación para no saber como sentirías y solo lo imagines :P

Un beso.