08 noviembre 2009

Elecciones


Pensaba que iba a ser más sencillo; que tenía las ideas claras o medio aclaradas (sin alcanzar la total seguridad); que sabía lo que quería, diferenciándolo de lo que no quería en absoluto, pero una vez más, daba por sentadas demasiadas realidades ficticias, hasta que llegó él haciendo tambalear todos mis cimientos en un sólo instante.

Cuando el pintor me trajo el muestrario de colores, más de 500 tonalidades (me he entretenido en contarlas una a una para documentar el post que me ocupa, no porque tuviera demasiado tiempo que perder), e infinitas combinaciones entre ellas, que es lo que marca la tendencia en la actualidad para crear ambientes en casas politemáticas.

Una semana completa he consumido en elegir entre blancos; blancos teñidos suaves; blancos teñidos medios; pasteles suaves; pasteles fuertes; grises; colores apagados; colores oscuros; tonos medios; tonos medios vivos; tonos fuertes; tonos fuertes vivos… y por si fuera poco, texturas, mate lleno; mate; semi-mate; semi-satinado; satinado; satinado lleno… y yo, con la única pretensión de pintar ese lugar en el que nos refugiamos al caer la noche, con estancias que son un rincón de nosotros mismos.

Un poco de calidez, otro tanto de armonía y mucho de Mediterráneo, era la idea, antes que se fugara dejándome desamparada, la muy ingrata, con los elegidos.


8 comentarios:

zimbagüe dijo...

Te tiene más cuenta, pintarlo todo de un mismo color, y no romperte tanto la cabeza ;)

Un beso.

Uno dijo...

Qué pena no estar ahí para ayudarte. Yo te diría cual es el color adecuado para cada pared sin dudarlo. Ah, pero espera, te tiene que gustar a ti también, ¿no? :P

alex dijo...

un solo color y ya! para que complicarse.... :)

definitivamente que dificil eleccion por que seguro te gustaron muchos colores..

saludos

Babilonio dijo...

Encima te traen un muestrario tan pequeñito que es dificil imaginarse como va a quedar toda una pared....
Suerte.

Fiebre dijo...

!Aaaaggg Dani!¡Qué pereza por dios!
Soy una absoluta inútil para imaginarme perspectivas, cambios de decoración y resultados finales.
...Y ya mismo me toca el tema pintura. Muero!

La Frufrú dijo...

Dani, querida, los tonos pasteles son los más adecuados para esa búsqueda tuya de la serenidad, y no cansan tanto como los colores chillones, que no te pegan nada.

Puedes contrastar varias tonalidades en una sola habitación, para romper con el color único :)

¡Ánimo y suerte!

carlosideal dijo...

Si como dices, Danieluski, cada habitación es un rincón de nosotros mismos, a mis rincones les faltan mucho color :)

Paso de elegir colores, eso lo dejo para vosotras, que teneis el buen gusto más desarrollado, nosotros somos más prácticos y no reparamos en el color de las paredes.

Un beso.

Daniela Haydée dijo...

ZIMBAGÜE: Cierto, pero me canso pronto de lo mismo, por eso pintando cada habitación de un color distinto, aumento las posibilidades de que algo no me canse :P

Un beso.

UNO: Sí, es imprescindible que me guste... ¿Eligirías colores como los que tienes en tu casa?

ÁLEX: Curioso, pero los colores en los que había pensado, no están en mostrario... Tal vez, mezclándolos un poco entre sí :P

Un saludo.

BABILONIO: Ni aunque me pintaran la pared con las muestras, me haría a la idea. Me falta imaginación para estas empresas. Gracias.

Un saludo.

FIEBRE: Tómatelo con calma y no medites demasiado cuando te toque. La primera elección es siempre la buena, mejor arriesgarse a cambiarla... ¿o sí? No sé, estoy confundida.

LA FRUFRÚ: Te agradezco la intención, si me estreso eligiendo un solo color para una habitación, entre varios más, no salgo saludable de la experiencia. En lo e los tonos pasteles te hago caso.

Gracias por tu buen hacer.

CARLOSIDEAL: No te escudes en tu condición de hombre para no hacer cosas que sabes que te convendrían.

No tenemos mejor gusto, solo ganas de tenerlo. Querer es poder :P