06 septiembre 2009

Libre


Hoy puedo decir, lo que otros dijeron mucho antes que yo, y los que me seguirán dirán más adelante, incluso hay quienes lo dicen varias veces al año… Estoy de vacaciones.

Una semanita que coincide con la feria (horror entre los horrores; tortura sin nacionalidad; pesadilla en sudoeste de España street; hecatombe total; apocalipsis now, now; fatalidad infernal; catástrofe medio-ambiental…).

Uno de los Grandes Maestros de las Ciencias Miedosas, que en estos días se aposenta en tierra suya y extraña mía se pronuncia.

-Sabia suprema en potencia, tu cuidar tus oídos con protectores adecuados del ruido externo, (polvo y agua), que producen aburridos maldivertidores. Tú usar tapones espumosos, color amarillo canario y dormir toda la noche como angelito con sueño.

-Gran Maestro de las Ciencias Cautelosas, debatiéndome estoy en mi fuero interno, que bien profundo es. Si uso tapones canarios, evidenciando estaré que mi falta de sueño generado, será por malhechores, a quienes les escayolaría las dos piernas con gusto recalcitrante; pero si no los utilizo, expondré a mis oídos a la escucha legal de atrocidades hasta más allá que canten los grajos.

-Magnánima de conocimientos diversos, saber elegir, es harto importante. Si tu querer dormir, sin querer oír, tu canarios en oídos poner. Si tú martirizarte con escandalosas músicas ajenas, tú no dormir, tú malhumorarte y crearte malestar más profundo que tu fuero interno.

-Oh, Gran Maestro de las Ciencias Reservadas, cuan esclarecedoras son tus palabras, pues parece que un cambio se está produciendo en mi intención de actuar o inactivarme, encaminado hacia esas espumillas que apartarme de los malos sonidos habrán y sueño conciliaré.

-Aprendiza desbordada de buenos aprendizajes, toma un protector entre sus manos, haz un fideo Gallo, nº 2, e introdúcelo en el oído. Espera un minuto a que el Gallo se expanda y dejarás de oír por un oído. Tu repetir operación con el otro canario. Paz hallarás.

-Gran Maestro de las Ciencias Guardadas, apenas percibí tu voz, segundos antes de callarte. ¿Podrías alzarla un poco más, para no echar en saco roto tú doctrina…?

Con feria o sin feria… ¡estoy de vacaciones!

8 comentarios:

Uno dijo...

Usar los tapones de los oidos es práctico para estos caso, vale, que puede resultar un poco incomodo, pero el resultado merece la pena si se ponen bien. Caso de no usarlos adecuadamente sólo obendrás molestias sin notar el ruido reducido.

Yo los uso para esas ocasiones en que exterior desea introducir su banda sonora dentro del interior de nuestro cerebro y me funcionan.

Suerte.

Posdata. ¿Por qué habla como un indio ese ser tan dotado de conocimientos al que llamas Maestro?

Fiebre dijo...

¡Qué dos patas p´a un banco!. Lo sigo diciendo.
:) :)

Disfruta de tus vacaciones, si la feria y el Maestro de marras te dejan, jamía.

Luna Azul dijo...

Pues nada, tu disfrutar muchísimo con feria o sin ella y sabio consejo, si no querer ruido poner tapones.
Un besote y a cargar las pilas.

La Frufrú dijo...

Descansa (que a juzgar por tus últimos post, falta te hace ;)) mucho e ignora la feria, aunque como bien dicen por ahí, si no puedes con el enemigo, únete a él :)

Un beso.

Landahlauts dijo...

Es lo bueno de esperar pacientemente... que ahora que nadie las tiene, tú disfrutas de ellas.

Pásalo bien.

zimbagüe dijo...

Disfruta mucho de las vacaciones, donde quiera que estés :)

Los tapones son una buena idea. No los descartes ;)

Un beso.

sofiasaavedra dijo...

Propongo que sustituyas los tapones por auriculares, y escuches bandas sonoras como la de Braveheart (especialmente este tema), te relajarás y conseguirás dormir un poco.

¡Buenas vacaciones! :)

Un beso.

Daniela Haydée dijo...

UNO: cuando el ruido es muy, muy fuerte, los tapones no lo hace desaparecer, solo los apacigua. Incómodos lo son. Deja de ser espumitas en los oídos.
El maestro no habla como los indios, lo que ocurre es que como es políglota, a veces no se acuerda en que lengua habla y las mezcla o las confunde :P

FIEBRE: Durante el día he medio disfrutado de las vacaciones (en realidad he seguido yendo al trabajo, solo que no me he quedado la jornada completa).

Las noches han sido peores, pero como no tenía que ir a "trabajar" al día siguiente, al menos le he permitido a mis facultades mentales relajarse un poco :P

LUNA AZUL: Anoche pude dormir algo, así que las pilas están a medio cargar, que mucho más a lo que podía aspirar :)

Un beso.

LA FRUFRÚ: ¿Unirme al enemigo? JAMÁS :P

Un beso.

Pd: ¿qué insinuas con mis últimos posts? Si no estuviera a media luz, te rebatería tus palabras. Te salvas por los pelos, bonita ;)

LANDHLAUTS: será "lo bueno", pero resulta raro, hacer vacaciones, cuando otros trabajan, porque la vida (rutina) se detiene, mientras los demás siguen en curso :)

Gracias.

ZIMBAGÜE: después de probarlos, no sigo tu recomendación. No han funcionado. Gracias :)

Un beso.

SOFÍA SAAVEDRA: Casi acertamos las dos en nuestras ideas. He hecho algo parecido. De todas formas, esta noche de domingo, es la última que tendré que preocuparme por el ruidos... Espero.

Un beso.