24 enero 2016

Casas reales: ¿de quién es quién?




España, siglo V.

 
               
Isabel I de Castilla, "La católica", hija de Juan II de Castilla y de su segunda esposa, Isabel de Portugal, casa con Fernando II de Aragón, "el católico", hijo de  Juan II de Aragón y de Juana Enríquez, rompiendo de esta forma el pacto firmado con su hermano, Enrique IV, “El impotente”, Rey de Castilla en aquellos tiempos, en el que se comprometía en el “Tratado de los Toros de Guisado” entre otras cosas, a dejar que éste eligiera a su futuro marido, a cambio de heredar el título de reina, habiendo muerto el hermano de ambos, el infante Alfonso de Castilla, primero en la línea de sucesión, en detrimento de su hija Juana “la Beltraneja”, nacida durante su matrimonio con Juana de Portugal, de la que los pocos afines al rey, sospechaban tenía amoríos con el preferido de de Enrique IV, “El impotente”, Beltrán de la Cueva.

Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, los Reyes Católicos, tuvieron cinco hijos:

Isabel de Aragón, reina de Portugal, que casó con Alfonso de Portugal, y al morir éste cayéndose del caballo que montaba y sin demasiadas ganas, pues la pérdida de su esposo le supuso dolor tan inmenso que abrazar la religión era lo que deseaba, aconsejada por sus padres, que nietos querían a la vista, unió su efímera existencia a la de Manuel I de Portugal, primo del padre del primer marido de Isabel. Tuvieron un hijo que murió al poco de nacer.

Juan de Aragón, príncipe de Asturias, contrajo matrimonio con Margarita de Austria, hermana de Felipe I "El hermoso". Heredero de la corona de Castilla y Aragón, le relevó en el derecho sucesorio, la antes mencionada Isabel de Aragón, reina de Portugal, al sucumbir éste a una viruela sin haber cumplido los veinte años, dejando a viuda embarazada. El bebé no sobrevivió al parto.

María de Aragón, reina de Portugal, al enviudar su cuñado, Manuel I de Portugal, casó con él. De la unión entre ambos nacieron ocho hijos. Su hija Isabel de Portugal, casaría con su primo Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico, padres de Felipe II de España, “El prudente”.

Catalina de Aragón, reina de Inglaterra. Su matrimonio con Enrique VIII, de la casa de los Tudor, responsable de que dos de sus seis esposas perdieran la cabeza por su causa, nunca fue dichoso. La aparición de una ambiciosa Ana Bolena, a la que su marido convirtió en su segunda esposa, le hizo sufrir lo indecible, pues enamorada estaba del rey inglés. María I de Inglaterra, fue la única hija habida en el matrimonio. Esta sería una de las esposas de Felipe II, “El prudente”, nieto de los Reyes Católicos y primos entre sí.

Juana de Aragón, reina de Castilla y Aragón, “La loca”. Una mujer enamorada puede hacer locuras. Este fue el caso de Juana, casada con Felipe I, “El hermoso”, del que se enamoró hasta perder el sentido. Entre los continuos deslices de Felipe I, “El hermoso”, lo que exaltaba la ira de Juana, fueron padres de seis hijos: Leonor de Austria, casada con el marido de dos de sus tías, Isabel y María de Aragón y Portugal, Manuel I de Portugal, y habiendo enviudado de éste, con Francisco I de Francia; Isabel de Austria; Fernando I, María de Hungría, Catalina de Austria y Carlos I y V del Sacro Imperio Romano Germánico.

               Fruto del amor y la admiración habida entre de Carlos I e Isabel de Portugal, nacieron sus hijos:  María de Austria, Juana de Austria, Juan y Felipe II de España, “El prudente”, éste último sería el sucesor de su padre en el reino de España, no así el Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico que recaería sobre los hombros de su tío y hermano de su padre Fernando I.

                Felipe II, “El prudente”, biznieto de los Reyes Católicos, en primeras nupcias se casó con María Manuela de Portugal, enlace del que nació Carlos de Austria; su segunda esposa fue la prima hermana de su padre Carlos I y por lo tanto nieta de sus abuelos, los Reyes Católicos, María I de Inglaterra, no hubo descendencia; reincidente, su tercer matrimonio se celebró con Isabel de Valois, naciendo de esta unión dos niñas; en cuartas nupcias, Ana de Austria, su sobrina e hija de su hermana María de Austria, le dio cuatro hijos: Fernando, príncipe de Asturias, Carlos Lorenzo, Diego Félix, María y su sucesor, Felipe III, “el piadoso”, que casóse con Margarita de Austria, hija del hermano de su abuelo Carlos I, Fernando I, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, y nacería el siguiente rey, Carlos IV, “El grande”.

 Los enlaces interesados entre primos y sobrinos para mantener la hegemonía y añadir más posesiones a la Corona, continuaron. Las transacciones matrimoniales garantizaba el reparto de territorios que fueron pasando de manos en manos, cambiando la supremacía de los mismos de Casa Real. Hoy en día aún existen matrimonios reales concertados.

 Dinastias: Trastámara, Aragón, Austria (Habsburgo), Avís, Tudor, Capeta, Valois.